AutoDonde

Crisis automotriz en Argentina: un mes sin producir por problemas para importar

La industria automotriz argentina atraviesa una crisis por la falta de dólares

La producción automotriz en Argentina lleva más de una semana prácticamente paralizada debido a la imposibilidad de las automotrices de pagar a proveedores internacionales por la falta de acceso a dólares oficiales.

Desde el viernes 21 de octubre no se están autorizando pagos al exterior para compras de insumos, lo que ha obligado a las terminales automotrices a suspender la fabricación de vehículos ante la escasez de piezas importadas.

Uno de los casos más emblemáticos es el de la planta de General Motors en Rosario, que estuvo sin producir durante 3 semanas completas. Recién confirmaron que podrán retomar la fabricación de la Chevrolet Tracker el próximo lunes 30 de octubre, luego de alcanzar acuerdos parciales con algunos proveedores extranjeros.

Si bien el Gobierno aduce problemas técnicos en los sistemas de pago, las automotrices sostienen que la realidad es que no hay dólares disponibles en las arcas del Banco Central para seguir cubriendo las importaciones.

Preocupa el impacto sobre el empleo y la producción si esta situación se prolonga. Según ADEFA, la industria automotriz emplea directamente a más de 130 mil personas en Argentina. En los primeros 9 meses del año se produjeron en el país 321 mil vehículos, un crecimiento del 21% versus 2021.

Cautela en las automotrices tras las elecciones

Luego del resultado de las elecciones nacionales con una victoria inicial del oficialismo, en el sector predomina la cautela y se busca evitar posturas confrontativas, al menos hasta que pase el mes de octubre.

Si bien la falta de dólares está golpeando con fuerza, las automotrices buscan administrar de la mejor manera posible los recursos disponibles para mantener la producción a flote mientras dure esta coyuntura económica compleja.

El temor latente es que se profundice la restricción de importaciones y pagos de insumos durante noviembre, lo que obligaría a paradas techniqueas más prolongadas. Por ahora, el abastecimiento se maneja día a día.

Las ventas de 0km se sostienen, pero faltan los importados premium

A pesar de los problemas productivos, las concesionarias siguen operando con relativa normalidad en cuanto a ventas. Durante octubre ha predominado la comercialización de modelos de fabricación nacional, mientras que los vehículos importados de alta gama prácticamente desaparecieron de las vidrieras.

Con un dólar libre fluctuando entre $950 y $1000, los consumidores se volcaron a cerrar operaciones en pesos, principalmente de modelos nacionales accesibles.

Los vehículos importados premium, con precios por encima de los 20 millones de pesos, se frenaron porque los compradores esperaban una devaluación mayor que finalmente no ocurrió en octubre.

El futuro de la industria dependerá de la disponibilidad de divisas y de cómo se resuelva en el corto plazo la crisis de pagos a proveedores externos. De no destrabarse, podría haber parates productivos generalizados y una fuerte caída de la producción y ventas de vehículos en los próximos meses.

2 comentarios en “Crisis automotriz en Argentina: un mes sin producir por problemas para importar”

    1. Hello, thanks for your comment. If you are clearer about what the doubts are, we can improve the information and thus help the entire community, we will also take note and try to improve the information if possible. kind regards

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio